miércoles, 5 de enero de 2011

BARCELONA POLITIZADO

Me pregunto si estando vivo José María Velasco Ibarra, cinco veces presidente de Ecuador, cambiaría su famoso lema y diría en estos tiempos: “dadme a Barcelona Sporting Club y seré presidente”. Y es que pareciera que muchos políticos nuestros, en una desmedida obsesión por el poder, buscaran al Ídolo del Astillero como su balcón predilecto desde el cual llegar a las masas. Barcelona es el equipo de mayor hinchada en el país, la cual incluye a unos seis millones de ecuatorianos según un estudio de la Escuela Politécnica del Ejército. Los éxitos deportivos de Barcelona podrían fácilmente catapultar a sus dirigentes de turno a una amplia aceptación popular. Es así como diferentes partidos políticos han tenido presencia en el Ídolo del Astillero.

La tienda política de mayor representación en BSC ha sido el Partido Social Cristiano (PSC). En los últimos treinta años, Barcelona ha sido presidido entre otros por Isidro Romero, Galo Roggiero, Heinz Moeller, y en la actualidad por Alfonso Harb, todos en algún momento miembros del congreso por el PSC. Estos, aseguraron la continua presencia de aquel partido político a través del nombramiento de Jaime Nebot, hombre de mucho poder e influencia y desde hace varios años alcalde de Guayaquil, como Presidente Vitalicio de BSC. Son siempre muy escasas y timoratas las intervenciones del presidente vitalicio en cuanto a soluciones a la gravísima, continua, y creciente crisis del Ídolo, sin embargo, antes de cada elección se consultaría siempre con el alcalde. Incluso tras la renuncia de Eduardo Maruri el mes pasado, se llevó a cabo una reunión en la alcaldía donde se comunicó del hecho primero a Nebot, y luego a la prensa y pueblo en general. Muy poco o nada para tan importante cargo, pero si una disimulada participación tras bastidores, al menos en la toma de decisiones en cuanto a cambios de mando.

En diciembre del 95, junto a los jugadores, en una caravana motorizada por las distintas calles de Guayaquil celebraban también el campeonato de aquel año, Romero, Nebot, Moeller, y Nicolás Lappenti también del PSC y por varios años Prefecto de la provincia del Guayas, en una camioneta y en primera línea, robándole protagonismo a los mismos futbolistas. Era época de campañas electorales para el país y había que aprovechar el momento de gloria asociando el triunfo con la política. Sin embargo, las elecciones tendrían un giro inesperado y seria Abdalá Bucaram quien llegaría al Palacio de Carondelet.

Durante su corto mandato Bucaram no desaprovecharía la oportunidad de ligar a BSC con el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). “El loco que ama” se autoproclamó presidente del Ídolo sin elecciones de por medio, y nombró a Eduardo Azar del PRE como su mano derecha. Hace unos días, Abdalá Bucaram Jr., actual asambleísta, criticaba fuertemente la inmersión de políticos en Barcelona, no sin antes ofrecer a Alfonso Harb (PSC) sus servicios como miembro de la Comisión del Futbol del Ídolo.

A las elecciones del 2007 llegó un binomio presentado como empresarios jóvenes y exitosos, expertos en negocios y marketing. Uno era el millonario heredero Luis Noboa, quien a los pocos meses de estar en Barcelona ingresaría a la política y sería elegido como Asambleísta por el Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), de su tío Álvaro Noboa, cuatro veces candidato a presidente de la republica. El otro, el personaje más nefasto en la historia de Barcelona Sporting Club, Eduardo Maruri Miranda, en aquel entonces también miembro de la Asamblea Nacional por el partido Una Nueva Opción (UNO), y amigo personal de Jaime Nebot. En enero del año que terminó, en una entrevista a El Universo el banquero Fidel Egas, principal fuente de recursos en la administración de Maruri, manifestó que éste ingresó a Barcelona para impulsar su carrera política y suceder a Nebot en la alcaldía de Guayaquil. Estas intenciones también fueron confirmadas por el argentino Carlos Alfaro Moreno, ex jugador del club y actual comentarista deportivo, quien criticó duramente en su blog a Maruri. “Comenzó contándome que se iba a lanzar como candidato a la presidencia de BSC, pero que aspiraba ser Alcalde, y que me ofrecía la Vicepresidencia Deportiva y que después de dos años me aseguraba que el club lo iba a manejar yo”, confesó Alfaro.

Hoy Maruri está desaparecido, en Estados Unidos según se rumora, sin dar cuentas a nadie acerca de los más de 25 millones de dólares que recibió durante su administración y que él, inexplicablemente, convirtió en el más grande déficit en la historia del club – la aterradora cifra de casi veinte millones de dólares según datos de la prensa. Las auditorias que prometió desde noviembre del 2007 y que en cada asamblea de socios aplazaba unos meses más, jamás fueron presentadas. Por otro lado, antes de abandonar el club, Maruri rompió unilateralmente la relación contractual que ligaba a BSC con Teleamazonas por derechos de transmisión de partidos (lo cual le significa a Barcelona una multa de seiscientos mil dólares) a favor de dos canales de propiedad del actual gobierno, TC Televisión y GamaTv.


Eduardo Maruri, político, renuncia a Barcelona en medio de lágrimas. Su carrera política esta muerta. Le sucede Alfonso Harb, también político

Barcelona enfrenta la más profunda crisis institucional de su vida. El actual presidente, Alfonso Harb, quien es recordado en la política por desenfundar un revolver en pleno congreso, anunció que Barcelona no cuenta con un solo centavo para el 2011 y que el adelanto de tres millones de dólares de parte de GamaTv y TC, equivalente a dos años de contrato, ya fue gastado (sabrá Dios en que). Se conoce también que el estadio está hipotecado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social por seiscientos mil dólares para cubrir una deuda con esta entidad, y que existen también alrededor de siete fideicomisos, acreedores que desde ya son dueños de los ingresos por taquillas para el torneo entrante. Al mismo tiempo diariamente salen a la luz nuevos prestamistas en busca de su dinero, como el Banco de Machala y el mismo Luis Noboa, a quienes se les deben varios millones.

Aparece entonces con su llamado “plan de salvación” una nueva figura de la política nuestra: el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Rolando Panchana, del oficialista Alianza PAIS. El plan Panchana, anunciado a la nación con bombos y platillos a través de una pomposa rueda de prensa, incluye la peligrosa compra de la capacidad de voto a cambio de considerables sumas de dinero, a lo que inexplicablemente él llama “democratizar a Barcelona”. Exige también la entrega de la base de socios de BSC (sin ser uno de ellos), documento para el cual el directorio de Maruri creó tantas trabas que ni Julian Assange de WikiLeaks podría acceder al mismo. Por último, el plan también incluye la introducción de varios legisladores del partido de gobierno en BSC para reformar los estatutos del club, lo que Panchana considera no es ninguna intromisión política. ¡Vaya paradoja!

Barcelona necesita una reforma estatutaria profunda. Es cierto y asimismo urgente. Pero una que evite irrefutablemente el futuro ingreso de los oportunistas que han usado al club como trampolín político. Que expulse permanentemente a los políticos que sean actualmente parte del directorio. Que revoque la presidencia vitalicia de Jaime Nebot. Y que le otorgue el verdadero alcance y poder que merece “el máximo organismo, la Asamblea de Socios”, los cuales además merecen constantemente saber la realidad económica del club. Solamente librándose de la peste de la mafia política, Barcelona podrá alcanzar la tan necesaria transformación total, de estructura administrativa y financiera, de transparencia, que lo ayude a despertar de esta pesadilla y lo lleve a ser nuevamente el tan querido club que tantas glorias le dio a su inmensa hinchada. ¿Qué esperan los socios y demás barcelonistas de bien para unirse y actuar?

lunes, 27 de septiembre de 2010

Otra temporada sin título


El español Ángel Gómez, gerente deportivo de Barcelona, y Juan Manuel Llop, director técnico

La esperanza de lograr la tan ansiada estrella catorce se desvanece cada vez más para los hinchas del Ídolo del Astillero. Su posición en la tabla y su distancia del puntero parecen tajantemente así confirmarlo. Tras el partido de ayer con Deportivo Cuenca, Barcelona quedó a diez puntos del primer puesto e incluso el director técnico, Juan Manuel Llop, reconoce que pelear por el campeonato es prácticamente un sueño imposible. ¿Cuáles son los factores que han conspirado para esta nueva debacle del ídolo?

El perfil que debe tener el DT de Barcelona
La dirigencia cometió un gravísimo error al ratificar desde el año anterior al entrenador Juan Manuel Llop. El argentino apenas había salvado la categoría en el 2009, el peor año en la historia de Barcelona desde que se juegan los campeonatos nacionales. Sin embargo, en un afán de mantener un supuesto proceso, el presidente Eduardo Maruri y su comitiva decidieron que lo mejor para el equipo era ratificar a un entrenador que estuvo apenas a un punto de llevar a Barcelona a la Serie B, rematando en el decimo puesto entre doce equipos. Cabe recalcar que seguir un proceso, y escaparle a la tendencia resultadista de echar entrenadores después del tercer o cuarto partido siempre será saludable en la medida de que se cuente con el cuerpo técnico idóneo para el mismo.

Tras quince meses a cargo del club guayaquileño, Juan Manuel Llop aún no logra establecer una identidad y estilo de juego. Sobran los dedos de una mano para contar los partidos en que el Ídolo ha mostrado un fútbol medianamente aceptable a pesar de que semana tras semana Llop declare que Barcelona está jugando “excelentes partidos que ilusionan a cualquiera”, como lo hizo tras el empate a cero ante Espoli, uno de los coleros del torneo. El paupérrimo futbol mostrado por Barcelona, más allá de su reducida plantilla, parte principalmente por la figura táctica escogida, y la falta de correctivos a la misma debida a una sorprendente carencia de autocrítica del entrenador argentino, resumida en su soberbia aseveración de que “no hay equipo en Ecuador que juegue mejor que Barcelona”.

El director técnico a ser escogido por la dirigencia debería ser un profesional exitoso, ganador, un verdadero estratega, motivador, que tenga ascendencia en los jugadores, de mucha personalidad, que sepa manejar al grupo, y que sea también capaz de soportar la presión mediática que genera un equipo como Barcelona Sporting Club, ávido de títulos desde 1997. Tendría además que entender el peso de la historia del club, respetar la misma, no conformarse con ser simples animadores del torneo. Llop sin embargo, tras rematar Barcelona tercero en la primera etapa del campeonato – lo que le significo perder la primera chance de disputar el título de campeón –exclamó que “nunca había estado obligado a ser primero sino protagonista”. Un técnico que haga este tipo de declaraciones, por más que no cuente con un plantel exquisito, simplemente no puede dirigir a Barcelona pues no está acorde con la tradición del club. Lo contrario sería una gravísima pérdida de identidad que se vería reflejada en cancha y en futuras generaciones de jugadores. En todo equipo grande un segundo lugar es un fracaso y Barcelona jamás celebró vicecampeonatos, mucho menos tercer puestos. No obstante, al final de la primera etapa el presidente Maruri presentó un boletín de prensa en todos los medios resaltando el tercer lugar conseguido por Barcelona, anunciado a esta magra campaña como la mejor de los últimos siete años, y la mejor en la historia en cuanto a partidos de visitante. Toda una vergüenza para la sufrida hinchada del Ídolo.

La era Ángel Gómez
Luego de los fracasos del 2008 y el 2009, la dirigencia de Barcelona, conformada por personas que han demostrado continuamente tener un conocimiento muy escaso de fútbol (el presidente de la Comisión de Futbol (CF), Carlos Manzur, por ejemplo, manifestó en mayo que Barcelona hace quince años no llenaba ¡ni el ochenta por ciento del estadio Atahualpa!) tomó la decisión de contratar los servicios de un asesor deportivo, procediendo a importar desde España a Ángel Gómez, un novel dirigente proveniente del Club Esportiu Europa, un pequeño equipo de la tercera división española que no aparece en primera desde 1931; y estableciendole un oneroso contrato que contempla incluso premios por empates. Una de las primeras disposiciones de Gómez fue establecer que la figura táctica a emplear Barcelona en el 2010 debería ser el 4-3-3 pues permitiría desarrollar futbol a base de triangulaciones y aminorar el desgaste físico, según explicaciones del flamante gerente deportivo.

En el mundo del futbol, los jugadores están siempre por encima del sistema. La estrategia y la táctica nacen a partir del plantel con el que se cuenta. Esto parecería ignorarlo Ángel Gómez, de quien dudo haya estado empapado de la realidad de Barcelona SC mientras trabajaba en el CE Europa. No por tener muchos delanteros se es más ofensivo, y Barcelona en estos nueve meses del año jamás ha mantenido un rendimiento sostenido, el futbol a base de triangulaciones no aparece nunca. En sí, el volumen de juego de Barcelona a partir del sistema 4-3-3 impuesto por Gómez, deja mucho que desear. Los delanteros en punta no tapan la salida del rival y casi nunca ganan la raya, generando muy poco dentro de lo que se espera de los delanteros bajo este módulo táctico, como lo es el ganar en el mano a mano al defensa rival. Ricardo Noir y Luis Bolaños, los delanteros escogidos durante la mayor parte del año para esta función, casi siempre chocan simplemente con el rival pues carecen de dribbling e inventiva.

En la media cancha, donde se ganan los partidos de futbol, el Ídolo se muestra muy frágil pues la figura impuesta por Gómez requiere la presencia de solamente un volante de marca, y ha quedado demostrado que Fernando Hidalgo no puede él solo sostener las embestidas de una media rival que por lo general juega con cuatro volantes, como es común en toda Sudamérica; como que tampoco genera lo que un volante recuperador debe generar bajo el 4-3-3. Por otro lado, el único jugador que puede crear algo de futbol en esa media, el argentino Matías Oyola, es desperdiciado ya que la mayor parte del partido aparece socorriendo a Hidalgo en marca. Además, al tener que cubrir vastos sectores del campo, los tres volantes de Barcelona se juntan poco (completa la figura el argentino Christian Sánchez Prette) conspirando contra la presencia de “pequeñas sociedades”, tan importantes en el fútbol.

Indiscutiblemente, el 4-3-3 recomendado o impuesto a Juan Manuel Llop, deja demasiados espacios en la media cancha, lo cual ha sido aprovechado por varios de los rivales de Barcelona a lo largo de todo el torneo. Barcelona se muestra casi siempre sometido, sin ideas, sin marca, regalando la media cancha y generando muy poco. El argentino Llop manifiesta continuamente que a Barcelona “sólo le falta el gol” pero para anotar primero hay que generar ocasiones de gol, y Barcelona por lo general en cada partido apenas llega no más de tres veces con claridad al arco contrario. El juego de Barcelona se caracteriza generalmente por contínuos pelotazos desde los costados al centro delantero de turno, sea Juan Anangonó o el paraguayo Juan Samudio. Este estilo de juego no hace más que facilitar el trabajo de los defensas rivales. No se ven cambios de frente, ni tiros de media o larga distancia, ni llegadas de los laterales, ni desplazamiento de los volantes. No hay paredes. No hay casi nada rescatable para el hincha que gusta del buen futbol más allá del resultado.

En realidad, Barcelona muestra un juego bastante pobre donde varios partidos los ha ganado con algo de suerte, por la mínima diferencia, por alguna individualidad de algún jugador que se atrevió a salirse del cansino libreto, o porque sus rivales han sido más pobres aun. Lo más preocupante es que Juan Manuel Llop pretenda engañar a prensa e hinchada al final de cada partido manifestando que Barcelona juega de manera excelente, que pasa por encima a sus rivales, que es superior y otros disparates por el estilo, que de tan repetidos se han hecho ya hasta normales. ¿Acaso el director técnico argentino no tiene el coraje necesario como para cambiar de manera tajante un sistema por demás equívoco impuesto por un joven entrenador de las inferiores de un club de la tercera división de España? ¿No exige la Comisión de Futbol, liderada por Carlos Manzur, ex Presidente de la Asociación de Futbol del Guayas, respuestas a Llop y Gómez? ¿Quién manda en el área futbolística en Barcelona?

La Plantilla
Por último, es necesario mencionar en este análisis al plantel con el que Barcelona enfrenta el torneo 2010. Tras el desastre en el 2009 – calificado como un “fracaso relativo” por el presidente Eduardo Maruri – era evidente que Barcelona necesitaba reforzarse en varios sectores del equipo, y con jugadores de primer nivel. Contando con uno de los presupuestos más altos de nuestro futbol sin embargo, Barcelona no sólo que debilitó su plantilla tras la salida de varios jugadores sino que se llenó de jugadores de poca monta, actuando como si fuera un pequeño equipo de media tabla para abajo. Sin embargo, el ex presidente de la CF, Alfonso Harb, en un grosero acto de inmodestia anunciaba al país entero que Barcelona era el equipo que mejor se había reforzado.

En la elección de jugadores se cometieron graves errores. Por ejemplo, en centro de la zaga se dejó ir a experimentados jugadores como Segundo Matamba, Carlos Castro, y Víctor Montoya desarmando este sector de la zaga. Tras la salida de los tres centrales, Juan Manuel Llop recomendó utilizar el último cupo de extranjeros que le quedaba a Barcelona en un defensa central argentino suplente en Gimnasia y Esgrima de La Plata, Lucas Landa. El back centro apenas jugó tres partidos en el Ídolo, regresando a su país al final de la primera etapa. Todo un desperdicio, considerando que se dejó ir a tres jugadores en ese puesto.

La llegada de Landa precipitó la salida de uno de los mejores volantes mixtos que ha tenido Barcelona en muchos años, Hernán ‘El Sapito’ Encina. Dueño de un gran tiro de media distancia y una excelente visión dentro del campo para dejar a los delanteros mano a mano con el arquero rival, además de apoyar en la marca, Encina se perfilaba como un jugador para tener por muchos años en Barcelona. Sin embargo, entre Llop y Gómez decidieron que Encina estaba de más. El Sapito hoy destaca y hace goles en Gimnasia y Esgrima de La Plata de su natal Argentina. Lucas Landa es nuevamente suplente en el mismo equipo.

Tras la salida de Landa, la dirigencia de Barcelona trató de corregir el error buscando a un jugador de características similares a Encina. El favorecido fue Christian Sánchez Prette, quien llegó fuera de actividad tanto por sus lesiones como por el bajo rendimiento mostrado en Newells Old Boys y Estudiantes de La Plata, sus anteriores equipos. Irónicamente, Llop, responsable de la salida de Encina, manifestó a la prensa que todo el año habían estado buscando un volante por derecha pero que a Sánchez Prette había que esperarlo al menos un mes para que debute con Barcelona. El ex Estudiantes no muestra ni la mitad de lo que ofreció Encina, uno de los pocos rescatables del 2009. Es más, recientemente manifestó que la figura táctica ordenada por Llop/Gómez no le favorece a su futbol pues no siente la función de marca.

Otro de los refuerzos es el argentino Ricardo Noir, jugador que también llegó tras varios meses de inactividad por graves lesiones que parecieran han mermado su capacidad para el choque cuerpo a cuerpo. Noir pasa más tiempo en el piso que gambeteando, función para la que se le contrató. Es como si temiera nuevamente sufrir una lesión. El, al igual que el paraguayo Samudio, inspiran poco temor en los defensas rivales, son fáciles de controlar, y no le representan garantía de gol a Barcelona. En otras palabras, los refuerzos extranjeros escogidos por la dirigencia no hacen la diferencia.

Completan los refuerzos del Ídolo este año Jonathan Montenegro, quien nunca había jugado en primera división; Henry León, ex Espoli y quien andaba por el futbol de Egipto sin mayor suceso; Luis Macías, proveniente de la descendida Liga de Portoviejo y ya separado por indisciplina; el arquero Daniel Viteri, suplente en su anterior equipo y suplente en Barcelona; y el delantero Luis Bolaños, figura en el 2008 pero también sin actividad por bajo rendimiento desde que emigró al futbol brasileño pasando sin pena ni gloria por el Santos e Inter de Porto Alegre. Bolaños es el jugador más caro del plantel pero apenas ha marcado cinco goles y ya estuvo envuelto en un grave escándalo: fue apresado por manejar en estado etílico. Su relación con la hinchada no es buena y actualmente tampoco juega por lesión. Otros jugadores que salieron son el buen lateral Wilson Folleco; el lateral izquierdo, Oscar Baguí; el experimentado volante de marca, Carlos Hidalgo; y el paraguayo Raúl Román. En conclusión, muy pocos refuerzos y de muy poca trascendencia para un equipo que necesitaba muchísimo más; y como aditivo, podemos señalar que el DT Llop es de esos entrenadores que resisten la presencia de un diez, por lo cual se desistió de la contratación de un generador de juego, tan imperioso para este Barcelona 2010.

El 2011
Mientras se rumora la salida del entrenador Juan Manuel Llop y se lanzan ya nombres de refuerzos para el 2011 no podemos olvidar que Barcelona necesita un cambio estructural urgente. Necesita que quienes manejen la institución sean personas honestas, preocupadas por el club y no por su imagen o carrera política. Que al gerente deportivo se le establezca el verdadero alcance de sus labores, las cuales no deberían implicar el determinar cómo debe jugar el equipo. Caso contrario se arriesga el contratar un técnico de prestigio a cambio de algún títere que acepte imposiciones. Que quienes estén a cargo de tomar decisiones en cuanto al plantel sepan de futbol. Y que entiendan que Barcelona está llamado siempre a ser primero, así lo demanda su hinchada y su historia.

jueves, 15 de julio de 2010

COLECCION DE PERLAS CULTIVADAS

Diviértanse con las “ocurrencias” de estos personajes. Van desde increíbles muestras de ignorancia hasta mentiras flagrantes. Por eso nuestro querido Barcelona está como está. Que las “disfruten”.

"Estamos sentados sobre una mina de oro, no necesitamos ningún jugador más”. Extraña sentencia de Benito Floro, ex entrenador de Barcelona, al referirse sobre la cantera de Barcelona y la posibilidad de contratar refuerzos extranjeros a una muy pobre plantilla de jugadores del Ídolo.

“Los resultados deportivos no están acompañando el enorme esfuerzo y dedicación de los dirigentes. La suerte no está de nuestra parte… Nos pasa lo mismo que a grandes instituciones del fútbol internacional como Boca Juniors, River Plate o el mismo Bayern Munich”. Eduardo Maruri, presidente de Barcelona, explicando la situación del equipo en el 2009 y comparándose con equipo cuyos dirigentes deben saber mucho de futbol y poco de beisbol. ¿O es al revés?

“La cancha estaba en mal estado, es difícil dominar al rival y sobre todo remontar un marcador adverso que se presentó en los primeros cinco minutos". Benito Floro, tras la goleada 4-1 en Ambato, a la que se intentó culpar a la cancha por el pésimo rendimiento del Idolo.

“Se hicieron pagos, yo también lo hice, para poner socios el día de las elecciones, sin embargo, a mi no me han devuelto el dinero”. Luis Noboa, ex Vicepresidente de BSC, denunciando – y a la vez auto-implicándose sin darse cuenta dado su bajísimo coeficiente intelectual – un supuesto fraude en las elecciones que les dieron el triunfo en el 2007.

“No soy vanidoso”. Isidro Romero, Marqués De La Rosa, quien en sus épocas de Presidente comandaba, por encima de los jugadores, la vuelta olímpica después de un título con el trofeo en las manos (el cual era siempre él el primero en recibirlo) y quien se paseaba con la camisa desabotonada hasta casi el abdomen por toda la cancha antes de un partido.

“Ven acá, vamos afuera, tu y yo hijo de p…”. Alfonso Harb, Presidente de la Comisión de Futbol de BSC en el segudo semestre del 2009, mientras invitaba a pelear a varios hinchas que exigían a la dirigencia que renuncie al final de un partido que Barcelona no pudo ganar.

“Es la primera vez que un equipo es superior a nosotros”. Floro, tras una nueva goleada, esta vez en Quito, y tras cuatro meses de deambular en los últimos puestos de la tabla de posiciones. Obviamente los dirigentes nuestros, que saben mucho de beisbol y poco o nada de futbol, no exigían explicaciones ni resultados sino más bien públicamente repetían una y cada de las desfachateces con las que salía después de cada partido aquel charlatán fracasado y desempleado que habían neciamente contratado para DT.

“No tenemos jugadores de jerarquía que permitan alcanzar los objetivos que quiere la dirigencia”. Eduardo Bejarano, ex Presidente de la Comisión de Futbol de BSC en el primer semestre del 2009, explicando el por qué del bajo nivel del plantel que él mismo armó.

“En otras ocasiones siempre ha existido algo que no ha sido favorable para Barcelona, pero si en esos encuentros las cosas hubiesen sido justas con nosotros, estuviéramos con más puntos”. Benito Floro culpando a los arbitrajes por las continuas derrotas de Barcelona en el 2009.

“En 1997 pregunté quién quiere hacerse cargo de la presidencia de Barcelona y solo Abdalá Bucaram tuvo la valentía de aceptar”. Isidro Romero y “la sana costumbre” de poner presidentes a dedo. Total todo queda “en familia”. El perfil para ser presidente de Barcelona es o ser político o ser empresario, siempre teniendo el visto bueno de un poder más grande que es el que maneja al club desde hace casi 30 años.

“Al culminar este domingo, lo lógico es que Barcelona mantenga la categoría pero no clasifique a la liguilla, lo nefasto es que descienda, lo milagroso es que no sólo salve la categoría sino que clasifique a la liguilla”. Alfonso Harb ‘cantinfleando’ acerca de las posibilidades de Barcelona en el que a la larga fue el último partido del año pasado. Todos teníamos claro que estábamos peleando por el descenso, menos los dirigentes que siempre de alguna manera tratan a los hinchas como si fuéramos estúpidos.

“Barcelona tiene un gran record en casa, de local le gana a cualquiera”. Eduardo Maruri al cabo del sexto partido de local en el 2009, seguramente sin revisar la tabla de posiciones. El Ídolo había ganado cuatro partidos pero apenas empatado otros dos en casa.

“Vimos un video, el empresario nos dijo que jugaba de volante creativo”. Maruri, tras la decisión de él y de la Comisión de Futbol de contratar al volante de marca argentino Andrés Díaz como 10 y dejando saber al público la ligereza con la que toman decisiones, lo poco que saben de futbol, que no investigan al contratar y que se dejan engatusar de empresarios.

“Yo me reuní con Ambev para decirles que no estaba de acuerdo, para reajustar valores y no quisieron, luego tuve una mejor propuesta de Pilsener”. Isidro Romero, explicando la unilateral ruptura de contrato con uno de los auspiciantes y lo poco que le importaban las subsecuentes consecuencias legales de su ligereza. En la actualidad Barcelona arrastra una deuda y juicio por tres millones de dólares a favor de Ambev. Total, del bolsillo de Romero no tenía que salir esa plata, ¿verdad?

"Qué nos íbamos a imaginar hace 15 o 20 años que Barcelona iba a llenar el 80% del Atahualpa". Carlos Manzur, actual Presidente de la Comisión de Futbol. Tamaña estupidez no merece que nada más sea añadido.

“Volví a Ecuador, le expliqué (el grave estado de salud de mi padre) al presidente de Barcelona, que es un tipo muy poderoso y no quería saber nada por el costo político". Gastón Sessa a revista El Gráfico de Argentina, hablando de su rescisión de contrato con Barcelona. Pero obviamente según Maruri el no tiene ningún afán político. Veamos lo que tiene que decir “el nuevo mecenas” de Barcelona, Fidel Egas.

“Eduardo Maruri no estaba preparado para ser presidente de Barcelona. Lo hizo como deseo político”. ¿La respuesta de Maruri? “Comentarios de Egas son una crítica constructiva”. Y pensar que este ‘valiente’ presidente había prohibido la entrada al estadio a un periodista por hacer unas declaraciones en contra de la dirigencia.

Pero Luis Eduardo Crespo, encargado de la seguridad en el estadio fue aun más allá con quienes osen criticar a la dirigencia: “quien vaya a insultar al dirigente será retirado del estadio… aquellos que vienen a agredir de obra y de palabra a los directivos, mejor que se queden en su casa”. Ya todos sabemos de la paliza que le dió la policia a la hinchada en aquel partido.

"La verdad el plazo era hasta el 16 de junio, todavía no se concretó el pago, yo estoy en contacto permanente con el presidente, confío en él, él me dio su palabra. Hace cinco días me dijo que el dinero ya había salido, que ya estaba hecha la transferencia, pero hoy martes 30 de junio todavía no llegó, pero si no hubo problemas hubo mala intención, esperemos que ese no sea el caso por el bien de Barcelona, yo confié en el presidente y sigo confiando, espero que esta semana se pueda solucionar, yo no quiero sorpresas". Un amenazante Rolando Zarate, jugador argentino que contrataron como gran goleador aunque venia deambulando por un equipo cada seis meses por dos años antes de llegar al Ídolo, peleado con la red, y gravemente lesionado. Aquel dinero proveniente de la taquilla del Clásico NUNCA llego a Zarate como había dicho Maruri públicamente que lo iba a hacer. Al final, al empresario de Zarate se le pagó la deuda regalándole el pase de varios jugadores del club. ¿Por qué se usaron activos del club para pagar deudas? ¿Dónde fue a parar esa taquilla? ¿Será que la usaron para pagar a los profesores de las inferiores? Veamos lo que tenía que decir en aquel entonces el dirigente encargado de las formativas.

“No se les ha dicho que en dos meses se les paga, solo estamos hablando de semanas. Esto desmotiva, el dirigente está ahí, para servir, para pagar, por sacar esto adelante… no entiendo”. Juan Carlos Estrada, cirujano y director de las divisiones inferiores de Barcelona quejándose de la ‘falta de comprensión’ por parte de los entrenadores de la cantera, quienes llevaban hasta ese entonces cerca de cinco meses sin remuneración alguna. Pasaron los dos meses y no solo que no pagaron sino que también aquella deuda se extendió por muchos meses más. Pero eso no es todo, aun hay más del famoso “doctor de las estrellas” como se auto-promociona este tipo.

"El agua de la cisterna no es que es de lluvia, es potable que está en una cisterna, tampoco es que nosotros les hemos dicho vayan a tomar de ese pozo". Sorprendentes declaraciones de Juan Carlos Estrada (un tipo quien dice ser doctor) acerca de la denuncia de Juan Madruñero, ex gloria de Barcelona como jugador de futbol y en ese entonces entrenador de las divisiones inferiores de Barcelona, de que a los jóvenes les daban de tomar agua de cisterna durante los entrenamientos. Según detallaba diario Expreso: “Estrada señala que el dirigente no puede hervirle el líquido a los jugadores y que se preocupa por cumplir otras cosas como el pago de las deudas, pero que esta situación depende de la buena predisposición de los futbolistas. Cree que los profesores a los que se les debe plata, están resentidos y tratan de crear este ambiente”. Así maneja esta gente al club de futbol más querido del país.

Pero para Eduardo Maruri todo es culpa de la prensa. Sobre este mismo tema el presidente dijo “el periodista, justo, le toma la foto en ese momento porque quieren generar malestar”.

En otra ocasión, cuando los medios manifestaron que Barcelona había sido sancionado por la Federación Ecuatoriana de Futbol por falta de pago a los entrenadores de las inferiores manifestó en su blog, que más parece historias de ficción que información y opinión, que “la noticia en varios medios de comunicación fue que Barcelona estaba suspendido en la FEF por falta de dinero y que sus categorías inferiores no podrían jugar. Yo pregunto, A algún medio se le ocurrió investigar bien el hecho y darse cuenta que no era un problema de dinero? ¿O prefirieron escandalizar la noticia?”. Lo cierto es que la misma FEF a través de su página de internet informó a la semana siguiente que Barcelona POR SEGUNDA SEMANA CONSECUTIVA era suspendido por el mismo motivo.

Pero si de buscar excusas a sus errores se trata, el presidente de BSC parecería ser un experto. Esto decía Maruri a diario El Universo el año pasado tras Barcelona salvarse del descenso con las completas: “El fracaso es una palabra relativa. Creo que si uno aprende de los errores, no es un fracaso; si no se aprende, entonces sí se fracasa”. ¿Que ha aprendido Maruri como dirigente de futbol entonces?

"Hoy estoy más preparado que hace dos años y dentro de dos estaré más preparado que en la actualidad, por lo que podemos concluir que la experiencia no es un accidente". Maruri en Enero de este año. ¿Comentarios? ¡ No gracias, yo paso!

Pero después del “fracaso relativo” del 2009 vino Enero del 2010 y el entonces, presidente de la CF, el agresivo Alfonso Harb manifestó: "Tenemos el equipo suficientemente armado para pretender ser protagonistas y tomar este año como el año de la revancha. Somos el equipo que mejor se ha reforzado, el que mejor ha contratado este año”. La “mejor” plantilla del futbol ecuatoriano es el mismo equipo que casi desciende menos cuatro defensas, un volante de corte (todos ex Selección de Ecuador) y la inclusión de Luis Bolaños, jugador que venía sin ritmo pues era suplente en su anterior equipo, Ricardo Noir, otro jugador que venía sin ritmo y con dos lesiones graves; y otros jugadores de poca monta como Henry León, Luis Garces, Jefferson Montenegro. Y pare de contar.

Cuando el equipo que “mejor se había reforzado” terminó apenas en el tercer puesto, el presidente del club a quien nunca le falta una excusa afirmó que “el objetivo era entrar a la Copa Sudamericana y lo conseguimos”. Al mismo tiempo el eterno rival de barrio afirmaba, a través de su presidente, que el haber quedado en el primer puesto (y a la vez clasificar a la misma Sudamericana, Copa Libertadores 2011, y final del torneo local 2010) no era el objetivo sino que es ganar el campeonato en diciembre. Una lástima por un equipo grande como Barcelona en el cual en otrora un segundo puesto era fracaso (y no precisamente “relativo”), ni que se diga un tercer puesto. Por coincidencia, el primer puesto se le escapó a Barcelona por perder los dos Clásicos con emelec. Pero la mentalidad mediocre no se limita a los dirigentes.

“Lo que yo dije es que seriamos protagonista y ser protagonistas implica ser primero o segundo es decir estar peleando por algo importante, eso es lo que buscamos siempre y en el primer semestre conseguimos la copa sudamericana y ahora en este segundo semestre nuestro objetivo es volver a ser protagonistas”. Juan Manuel Llop, actual DT de Barcelona.

Esta mediocridad no sorprende pues el actual entrenador se había curado en salud antes del segundo Clasico del año al manifestar: “a Barcelona le conviene jugar aquí en Quito el Clásico del Astillero, porque es necesario”. Antes Barcelona ganaba donde sea, ahora para Llop si no se juega a 2800 metros de altura al equipo se le complica triunfar.

Acerca de no haber jugado ese decisive Clásico del Astillero en Quito Llop dijo también a diario Expreso: “Usted sabe lo que pienso, no debería preguntármelo. En su momento dije lo que pensaba. Las estadísticas hablan que un equipo del llano baja su rendimiento en la altura. Al mismo Emelec habría que revisarle los resultados que obtuvo. No siempre salió bien parado de Quito. La altura juega un 30 por ciento”. Este “genio” nos ha iluminado acerca del porcentaje EXACTO de influencia en el rendimiento de un equipo que tiene la altura. !Y yo que pensaba que equipo bueno ganaba en cualquier parte!

Por último, la situación de Barcelona se puede resumir en esta dura pero muy cierta y realista sentencia del argentino Carlos Alfaro Moreno, uno de los mejores jugadores del Idolo de todos los tiempos: “En los últimos años Barcelona se ha comportado como un equipo chico, se armó como un equipo chico y tuvo campaña de equipo chico".

Esperemos que algun día Barcelona se libre y para siempre de estos dirigentes-políticos-empresarios que de fútbol no saben nada y que tienen al equipo convertido en el hazmerreir del Ecuador.

martes, 18 de mayo de 2010

LUIS CHIRIBOGA VS. BARCELONA

“Luis Chiriboga, el que dirige a la Federación Ecuatoriana, está en contra del Barcelona y no quiere que salga campeón. Lo saben todos” acusaba el argentino Reynaldo ‘Mostaza’ Merlo, ex director técnico del Ídolo del Astillero al final de su paso por Guayaquil en el año 2008. Nada más alejado de la verdad. Y es que en aquel año tras una millonaria inversión económica, Barcelona se perfilaba para candidato fijo al título. Pero además del bajo rendimiento de algunos jugadores considerados estrellas en el medio, pésimas decisiones al momento de designar al entrenador por parte de la dirigencia, se sumaron continuas y sospechosas decisiones arbitrales que domingo a domingo atentaban contra las aspiraciones del equipo amarillo. Los árbitros sin embargo eran premiados en la federación que dirige Chiriboga con calificaciones de buena, y muy buena.

“Pongamos que Barcelona gana la primera etapa y Dios no quiera repite esa ubicación en la segunda fase…”, decía Chiriboga al explicar al Congreso Ordinario de fútbol la probabilidad de que el Ídolo sea campeón bajo la nueva modalidad de campeonato no sin antes percatarse de su escandaloso error y tratar de corregir al paso. Obviamente, lo traicionó el subconsciente y desnudó en público su ya conocido fastidio por todo lo que tenga que ver con la divisa oro y grana, cuyo intenso rencor nace seguramente hace veintiún años atrás, cuando como lo demostraron las imágenes de los canales de la época, habiendo él mismo propiciado una invasión de cancha por parte de la hinchada de su club, el Deportivo Quito, durante los últimos minutos del partido por la última fecha del campeonato ecuatoriano de 1989 ante Barcelona, intentó ganar dicho partido en la mesa de la Federación y de esta manera despojar del título de campeón al Ídolo del Astillero.

Pareciera que Luis Chiriboga jamás pudo superar aquella decisión de la Federación que en ese entonces presidia Carlos Coello, dirigente barcelonista, y que ordenó que el polémico partido se repita sin público contrastando la apología del delito que exigía el dirigente quiteño: que se acepte la invasión como normal y que simplemente se jueguen los minutos que le restaban al partido que el Quito ganaba por 1 a 0. Posición que además de haber sentado un mal precedente para nuestro futbol, iba en contra de la sensata postura barcelonista: que el club responsable de la organización del espectáculo pierda el partido con marcador de dos a cero, tal cual lo estipulaba el reglamento. La consecución del campeonato por parte de Barcelona en el segundo partido aparentemente dejó en Luis Chiriboga un golpe que jamás pudo asimilar.


Desconociendo la historia, los primos José Guarderas y Eduardo Maruri, ex beisbolistas y dirigentes de Barcelona, inexplicablemente condecoraron a Luis Chiriboga en la sesión solemne por el aniversario de fundación del club en el año 2008 .

Los “desquites” de Chiriboga hacia Barcelona han sido múltiples. Durante su mandato, el Ídolo del Astillero ha sido víctima de polémicas e infames decisiones que fácilmente respaldarían la postura de Merlo. En el año 2000 por ejemplo, un Barcelona apremiado por una mala performance en la primera etapa del torneo donde remató penúltimo, peleaba en la segunda fase la punta del torneo, y trataba de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para zafar del descenso. Faltando apenas tres fechas para definir que equipos descenderían, Barcelona visita a El Nacional de Quito en duelo de punteros el 16 de Octubre de aquel año y cae por tres goles a uno. En aquel partido el equipo militar incluyó a un importante jugador en sus filas, quien se hallaba suspendido. El reglamento dictaba que el infractor debería perder el partido por marcador de dos a cero, y que los puntos debían ser otorgados al equipo que había sido perjudicado.

Sin embargo, en una polémica decisión, la Comisión de Disciplina del organismo que preside Chiriboga decidió despojar a El Nacional del triunfo mas no ceder los tres puntos a Barcelona. Curiosamente los otros dos equipos que peleaban el descenso eran el Deportivo Quito, y la siempre mimada, preferida y consentida de la FEF, Liga Deportiva Universitaria de Quito. Los tres puntos hubieran dado a Barcelona un respiro en la pelea por el descenso, del cual sólo se libró en la última fecha con un gol en tiempo de descuento; además del primer lugar en la tabla de posiciones de la segunda etapa, más tres puntos de bonificación para la liguilla por el título. Sin embargo, Chiriboga y sus muchachos se las ingeniaron para que por primera vez en la historia del futbol dos equipos jueguen los 90 minutos de un partido y al final ambos pierdan. ¡Inédito!

Otra de las recordadas decisiones polémicas de la Federación que preside Chiriboga fue la del 5 de septiembre del 2006 cuando el Comité Ejecutivo de la FEF ratificó una sanción impuesta por la terrible Comisión de Disciplina mediante la cual a un Barcelona puntero y que amenazaba para campeón se le quitaba su mejor jugador de aquel entonces: el colombiano Elkin Soto. El ex Once Caldas intentó proteger el balón tocando en el hombro al jugador de Liga de Quito, Enrique Vera, en el partido que Barcelona empataba y dominaba en Casa Blanca. El paraguayo se tiró al piso, se dio varias volteretas en el césped, y el colombiano vio inmediatamente la roja cortesía de un árbitro que no dudó dos veces ante la oportunidad de mermar al Ídolo del Astillero. El informe del réferi sentenciaba que había habido agresión con golpe en el rostro.

En aquel particular año, la FEF había establecido el uso del video para rectificar o ratificar sanciones. De aquel argumento hicieron uso la mayoría de equipos del país y todos ellos fueron favorecidos menos Barcelona, siendo los casos más recordados el de Evelio Ordoñez de Nacional, y Patricio Urrutia de Liga de Quito, una semana antes del incidente Soto – Vera. La FEF sin embargo desestimó el video y ratificó con votación de 4 a 1 la sanción de dos partidos a Soto, en un claro e infame intento de perjudicar al equipo canario, como lo demuestra el video de la supuesta “agresión”.

video
La prueba que no le convenía a la FEF, cuya decisión con especial dedicatoria hizo que el entonces presidente de Barcelona, Galo Roggiero, califique a Chiriboga como “un insaciable odiador

Tampoco se puede dejar a un lado la famosa gresca que propiciaron los jugadores de Liga de Quito en el siguiente enfrentamiento ante Barcelona en su reducto de Ponceano. Tras finalizar el partido con empate a uno y quedar sin posibilidades de campeonato, integrantes de Liga atacaron vilmente y por la espalda a jugadores de Barcelona, haciendo de este partido uno de los espectáculos más vergonzosos que se recuerde en el futbol ecuatoriano. Agustín Delgado, el peruano Roberto Palacios, el paraguayo Carlos Espínola, Jairo Campos, Patricio Urrutia, Geovanny Espinoza y Sandro Borja, todos de Liga de Quito fueron suspendidos con penas de entre dos meses a un año por parte de la FEF en decisión tomada el 19 de diciembre del 2006. Varios de los agredidos jugadores barcelonistas fueron también suspendidos por la FEF por defenderse desde el suelo mientras eran golpeados en masa. La FEF sin embargo tardó más de dos meses en notificar de dichas sanciones a la Conmebol permitiendo así que Liga de Quito pueda actuar con todos sus jugadores en el partido por el repechaje a la Copa Libertadores. Los agresores fueron posteriormente perdonados, las sanciones a los jugadores de Barcelona se mantuvieron.


La actitud de matones de algunos futbolistas de Liga de Quito en contra de jugadores de Barcelona fue vista con “corazón de madre” por parte de Chiriboga

Tras implorarle públicamente a Dios que Barcelona no sea campeón a principio de año, Luis Chiriboga y su FEF están nuevamente en el 2010 en el centro de las críticas por una supuesta persecución al Ídolo. Pareciera que no saben los dirigentes de la FEF qué más hacer para frenar a un Barcelona, el cual sin mostrar un futbol espectacular, cumple su mejor campaña en 25 años y lidera el torneo ecuatoriano. La sospechosa para del campeonato por tres semanas, de manera injustificada pues mientras las mejores ligas del mundo como Italia, España, Brasil, y Argentina, países que si clasificaron al mundial se preparan y al mismo tiempo terminan sus torneos, en Ecuador, que no disputa nada oficial hasta Julio del 2011, nos damos el lujo de detener el campeonato (y a Barcelona) por tres semanas, en un año con un calendario de por sí apretado a consecuencia del mundial de futbol.

A Barcelona se lo frena y le llevan a pasear por el mundo a sus más importantes jugadores cuando el equipo está en el primer lugar. Con solamente dos partidos amistosos para la selección, ¡la FEF suspende el torneo por un lapso de 21 días! Sospechosa es también la no convocatoria a ultima hora del más regular defensa canario, José Luis Perlaza. El esmeraldeño, quien ha levantado considerablemente su nivel en este 2010, había sido expulsado en un juego contra Deportivo Cuenca dos días antes de que el entrenador Sixto Vizuete dé la nómina de convocados. A pesar de ser alabado en los medios por el técnico de la selección, el espigado defensa no fue llamado a este inútil tour. Pareciera que el hecho de haberse borrado por sí mismo de los dos siguientes partidos de Barcelona hacía innecesaria su convocatoria. Liga de Quito, el supuesto mejor equipo de Ecuador, aportó sólo con dos jugadores, uno de ellos ya en el ocaso de su carrera. Previo a estos partidos, se armó también de un momento a otro dos amistosos para la selección sub20, despojando a Barcelona de todos los juveniles que por reglamento de la FEF deben ser inscritos y participar al menos 45 minutos en cada partido. Cuando el DT Juan Manuel Llop pidió que por lo menos no se utilice a todos los juveniles de Barcelona, la respuesta de la FEF fue un rotundo NO.

La última maniobra de la Federación dirigida por el único dirigente ecuatoriano que paga “favores logísticos” ha sido el tratar de suspender el estadio Monumental de cara al encuentro con el escolta en la tabla, la preferida de la FEF, Liga de Quito. Un polémico y ambiguo informe del inspector de arbitraje del partido El Nacional –Barcelona (0-0), Thelmo Matute, asegura que un objeto proveniente de la hinchada de Barcelona impactó al juez de línea Marcos Muzo. Sin embargo hasta el momento, pasados casi veinte días del suceso ni se ha comprobado que haya sido lanzado desde el sector donde estaba la hinchada de Barcelona, y mucho menos se encontró jamás el supuesto proyectil. El juez de línea simplemente se agarró la cabeza y es argumento suficiente para que la FEF por segunda vez suspenda al estadio Monumental cuando Barcelona es puntero. Además, los directos y verdaderos responsables por la organización y seguridad del espectáculo, El Nacional y la Asociación de Futbol No Amateur de Pichincha (AFNA), no han recibido ni un llamado de atención por los ya continuos sucesos cada vez que Barcelona juega en el Atahualpa. Ante la apelación a la sanción por parte de Barcelona, Alberto Montenegro, vocal principal de la Comisión de Disciplina de la FEF, sentenció que desde el año 2003 en el que él se vinculó a la comisión no se ha dado jamás casos en los que se levante este tipo de sanciónes.

¿Qué traman los miembros de la federación y su presidente, Chiriboga? ¿Hasta cuándo ‘el insaciable odiador’ ataca a Barcelona? ¿Pagará con “favores logísticos” a quienes ratifiquen esta ridícula sanción al Ídolo? Chiriboga deberia rogar que Dios no quiera el pueblo reaccione con ira ante los continuas equívocas decisiones de la FEF en contra de Barcelona. La paciencia se está agotando.

martes, 17 de noviembre de 2009

¡MISION IMPOSIBLE!



El convocar a una Asamblea Extraordinaria de socios, el máximo organismo dentro de Barcelona Sporting Club, tal cual lo establecen los estatutos asemeja a uno de los capítulos de la serie norteamericana de TV y posteriormente película, Misión Imposible. Y es que el presidente de BSC, Eduardo Maruri, anunció en meses pasados que el directorio “blindaría los estatutos”. Y vaya que lo hicieron, pero pareciera que no fue precisamente para proteger los intereses institucionales del Ídolo del Ecuador sino más bien para evitar que los socios participen en la toma de decisiones y que exijan la tan ansiada transparencia que el club necesita. Aquí en su blog ViejoBarce les contamos, en la medida de lo posible, como es el asunto pues nuestros estatutos y reglamentos son bastante ambiguos (una muestra más de la poca capacidad de los directivos del club) tanto que, por ejemplo, en estos días se discute si la expulsión del Vicepresidente Luis Noboa del directorio de Barcelona tiene validez estatutaria o no.

Si bien la Asamblea de Socios es el Organismo Máximo del club según el capitulo 1, artículo 28 del estatuto y la única vía para reformar el mismo; el artículo 37, literal B da la facultad al directorio de reformar y expedir el Reglamento de Barcelona Sporting Club. Ayudados por este artificio la directiva ha elaborado una cantidad de trabas, sin comparación en la vida institucional del club, al acceder a documentos que deberían ser de conocimientos de los socios, como es la “Base de Datos de Socios”, requisito sine qua non para convocar una Asamblea Extraordinaria, según los estatutos y reglamentos. En estos días llevar a cabo una Asamblea Extraordinaria por iniciativa de los socios es más difícil que encontrar el tesoro de los Incas y hay que tener mucha paciencia pues demora tanto como tramitar una visa a Estados Unidos. Para acceder a la base de datos, según el nuevo reglamento para petición de la misma elaborado el 26 de Junio del año en curso, primero hay que presentar una carta al Secretario del club señalando las razones por las cuales se pide dicho documento, esto podrá ser llevado a cabo solo por algún socio que tenga al menos dos años de antigüedad y que este al día en sus pagos. Hasta aquí todo suena lógico.

El secretario informará al directorio del pedido en la siguiente sesión del mismo, lo cual ocurre cada dos semanas. En esta sesión lo único que se hará al respecto es pedir al síndico del club que se pronuncie sobre la procedencia o no de la entrega de la base de datos, según el artículo 5 del "Reglamento para Petición de Dase de datos de Socios". Es decir, ¿es el síndico quien decide si se entrega o no la base de datos, primer requisito para convocar a una Asamblea Extraordinaria? Aquí comienza el enredo.

El síndico no dará una respuesta inmediata. Más bien elaborará un informe para que lo revise el directorio en la siguiente sesión, esto es otros 15 días más de espera. 15 y 15 son 30 me enseñaron en la escuela por lo que ya va un mes. En esta nueva sesión, el directorio, basado en el informe del sindico determinará si entrega o no la base de datos. ¿Entonces es el directorio el que decide? Como observamos, esto ya se tornó un tanto confuso.

El socio que haga la solicitud deberá también presentar una “carta de garantía bancaria” según el artículo 7 del mencionado reglamento. El monto deberá ser por el valor que el directorio establezca como posible multa por mal uso de la base de datos. En este aspecto la directiva de BSC deja cabos por atar pues en ninguna parte del reglamento se establece cual sería esta cifra, ni de manera exacta ni basada en salarios mínimos vitales. En otras palabras, será lo que al directorio se le antoje. El reglamento tampoco especifica a que denominan “mal uso de la base de datos” por lo cual esto quedaría a la subjetiva interpretación de la directiva. De obtener el visto bueno del Secretario, Síndico y Directorio se recibirá una base de datos que apenas contendrá el nombre y apellido de los socios de Barcelona. Dar con ellos para recolectar las firmas necesarias para la Asamblea de Socios correrá por cuenta y suerte de quienes busquen transparencia en el club pues no se entregara ninguna otra información.

El porcentaje de firmas de socios que establece el estatuto como mínimo para convocar una asamblea extraordinaria es de 15%. Estos deberán tener “derecho a voz y voto”, es decir por lo menos dos años en calidad de socios, y estar al día en sus cuotas. Cada una de las firmas deberá ser notariada, acompañada de copia certificada de la cédula de ciudadanía, del certificado ecuatoriano de votación, del carnet de socio de BSC, y de una declaración firmada y nuevamente notariada donde establecen el conocer y aprobar dicha solicitud de convocatoria a asamblea extraordinaria. Los firmantes deberán además proporcionar al directorio de BSC sus direcciones de domicilio y de correo electrónico. Cabe resaltar aquí que el reglamento EXIGE esta información, la cual es de conocimiento de la institución pues es requerida por Barcelona en el momento que una persona se enrola como socio del club. Sin embargo, no es proporcionada a quienes desean recolectar firmas para darle vida al llamado “organismo máximo” de la institución.

En el caso de haber logrado juntar toda esta serie de documentos, que me recuerdan a un trámite en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, el socio que tome la iniciativa de exigirle transparencia a esta “rosca” de dirigentes políticos y pseudo exitosos empresarios que son dueños de BSC desde hace casi 30 años, deberá presentarse ante el Secretario del club “en día y hora hábil” según reza el artículo 5 del Reglamento para Convocatoria a Asamblea Extraordinaria sin establecer cuál es el horario en cuestión. Tres días se demoraría el secretario en informar al Presidente que existe dicho trámite. (Ya van 33). De ocurrir esto después de la sesión quincenal de directorio, el tema se trataría en la siguiente sesión, por lo cual habría que esperar otros quince días. (Bien podrían ir unos 48 días). En esta sesión tan solo se le informará al síndico de la existencia de dicha petición, y se le otorgara otros quince días para que elabore un informe sobre “los motivos jurídicos sobre la admisibilidad y procedencia de la solicitud de convocatoria de asamblea extraordinaria”, según el artículo 9 (por cierto, van 63 días).

Dentro de ese plazo de dos semanas, en cuatro días el secretario deberá ‘quemarse las pestañas’ leyendo y comprobando los muchos documentos requeridos por la dirigencia para verificar que todo está en regla. Este proceder es calificado por la directiva, según el artículo 10, como “el requisito básico de admisibilidad de la solicitud de convocatoria de asamblea extraordinaria, pero no asegura la procedencia de la solicitud de asamblea extraordinaria de socios”. Increíble. Nos parece que el haber llegado hasta esta instancia ya merece una condecoración al Mérito por parte del gobierno ecuatoriano de turno, sin embargo para la directiva de BSC y su muy sui generis reglamento, la convocatoria a la libertad y la transparencia no está aun garantizada pues dentro de otros quince días se deberá analizar el informe del sindico (ya van 78 días).

Artículo 17: “Presentado ante el Directorio el informe del Síndico, el representante de los peticionarios tendrá el derecho a replicar el informe del Síndico, si lo estimare conveniente, y el Síndico tendrá el derecho de dúplica. El Directorio, de considerarlo pertinente, permitirá al representante de los peticionarios responder a la dúplica del Síndico, pero siempre tendrá derecho la última intervención el Síndico del Club.” ¡Ellos siempre tendrán la última palabra!

Artículo 18: "Finalizadas las exposiciones previstas en el artículo anterior, el Síndico y el representante de los peticionarios abandonarán la Sala donde sesiona el Directorio, para que éste debate si procede o no la convocatoria".

En esta sesión, según el artículo 19: “el directorio debatirá todo el tiempo que considere necesario la procedencia o no de la solicitud de convocatoria”. Ya no contemos los días, ellos se tomaran el tiempo que les venga en gana. Por último, y como cereza en el pastel, el artículo 22 establece que de ser negada esta petición la decisión es final. Inclusive, todos aquellos socios que hayan luchado por ser escuchados, que hayan exigido transparencia, cambio, honestidad, buen manejo administrativo, cuentas claras, auditorias, y tanto más que necesita urgentemente Barcelona para salir del abismo en el que se encuentra, no podrán volver a hacer una petición de este tipo hasta DESPUES de la siguiente Asamblea Ordinaria, la cual ocurre tan solo una vez al año.

El día de mañana hay una Asamblea Extraordinaria, convocada no por los socios de diferentes frentes que tienen meses trabajando sin éxito en esto, sino por Eduardo Maruri. A diferencia de las asambleas de los últimos años la lista de socios que pueden particpar en este evento no ha sido publicada por el club, pues sería el equivalente de entregar la base de datos de socios. ¿Cual es el misterio? ¿Que esconden? ¿Será que se viene un ejercito de 'alzamanos' para esta asamblea?

Me pregunto yo también ¿esta triquiñuela de la “rosca” de hacer lo que se le antoje por medio de modificaciones de reglamentos, y los reglamentos en sí, han sido ya aprobados por el Consejo Nacional de Deportes y el Ministro de Educación y Cultura como lo establece la constitución del Ecuador?

martes, 22 de septiembre de 2009

SALVAJE REPRESION POLICIAL A HINCHAS DE BARCELONA

¡Ni los niños se salvaron!

Guayaquil es una cálida y hermosa ciudad de gente hospitalaria pero permanente azotada por la delincuencia donde en promedio, cada nueve horas ocurre un “secuestro express”, según informe de diario El Universo del día domingo 20 del mes en curso. Aquel día, y en la misma ciudad, se jugaba una edición más del apasionante Clásico del Astillero, Barcelona – Emelec, el partido más importante del balompié ecuatoriano. Mientras en las calles de la Perla del Pacífico los pillos seguían haciendo de las suyas, en el estadio, casi la totalidad del personal policial de la ciudad era espectador de lujo del tradicional partido del futbol porteño, al cual se llegaba en medio de un clima de guerra, y no precisamente entre las barras rivales.

Barcelona, el equipo más querido de Ecuador, atraviesa el momento más crítico de su historia. Víctima de malos resultados y peores administraciones, el Ídolo del Ecuador se encuentra hoy en día de cara con el descenso, hecho insólito en la historia del club desde su partida del futbol amateur. La sufrida hinchada encuentra en la dirigencia al principal culpable de tamaña debacle. Y razón no les falta. En el 2009, los dirigentes del equipo guayaquileño han “destacado” más por sus errores y actitudes vergonzosas que por aciertos o actos plausibles. Desde ser engañados infantilmente por empresarios al momento de contratar jugadores hasta acusarse unos a otros de arreglar elecciones, el directorio que presiden los antagónicos Eduardo Maruri y Luis Noboa es un perfecto sinónimo para la palabra incapacidad. Sin embargo, casi nunca han admitido públicamente error alguno, y más bien han encontrado en los demás (entiéndase anteriores directivas, prensa, árbitros, estado de las canchas, e inclusive los propios jugadores, e hinchada) a los culpables de la tristísima situación actual de Barcelona.

Enardecidos por estas actitudes cobardes y poco dignas de un club históricamente identificado con la casta, la garra, la valentía y el estirpe, la hinchada de Barcelona ha desarrollado una aversión tan grande hacia a la dirigencia actual como el amor por los colores del equipo. La respuesta de la directiva, por otro lado, no se ha hecho esperar. Hace unas semanas atrás, durante el partido que Barcelona empató a un gol con El Nacional en la capital del país, hinchas de Barcelona exigieron a los dirigentes presentes, al término del encuentro, renunciar y adelantar elecciones. El presidente de la Comisión de Futbol, Alfonso “Pocho” Harb, en una actitud que se asemeja más a la de un delincuente que a la de un alto directivo del equipo más importante de un país, intercambió insultos con hinchas, e inclusive los invitó a pelear; hechos bochornosos que fueron capturados por las distintas cámaras de televisión y los fotógrafos presentes.

video
"Tu y yo, hijo de p...". Harb invitando a pelear a un hincha de Barcelona. El clima de guerra entre hinchada y dirigencia comenzó desde hace semanas atrás como podemos ver en este video del canal Ecuavisa

El presidente Eduardo Maruri por su lado, horas después del incidente en Quito, en un tono que se puede interpretar como amenazante declaraba a los medios, respecto a las fuertes críticas que ha tenido su gestión que “ya llegará el momento de responder a los que se esconden en los mensajitos y en las páginas web”. Y para rematar, horas antes del Clásico, los guayaquileños se desayunaban con una entrevista de Diario Expreso al mencionado directivo donde culpaba la situación de Barcelona a errores de los jugadores en uno u otro partido del presente año. “Si Pablo (Palacios) hubiera metido el penal contra Deportivo Quito en el inicio del campeonato dos puntos más, y si (Máximo) Banguera no hubiera fallado en un gol, y si no fallaba (Carlos) Castro una pelota del Clásico... ¿qué?, ¿ahí sí fuéramos buenos dirigentes?”, declaraba el economista Maruri, olvidando que estos posibles seis a nueve puntos que se dejaron ir no ayudan mucho a reducir la brecha de 26 que lo separan del puntero del campeonato en la tabla acumulada. Como siempre, no reconoció error propio.

La actitud del titular del equipo canario, sin embargo contrastó con su timorata manera de vivir el Clásico del Astillero. El día domingo ni siquiera se atrevió a salir a sentarse en los exteriores de la suite presidencial del estadio, y observó el clásico – y los golpes de los policías a la hinchada – detrás de una ventana. Las pancartas exigiendo su salida, sin embargo, aparecieron en todos los sectores del Estadio Monumental como podemos observar en esta foto tomada de Diario El Universo.



La gota que derramó el vaso, llegó sin embargo de parte del Presidente de la Comisión de Seguridad de Barcelona, Luis Eduardo Crespo, otro de los dirigentes que cruzó insultos con aficionados durante el partido con El Nacional. A cuarenta y ocho horas del Clásico, el directivo, quien coordinó directamente con la policía el operativo de seguridad para el partido, tal vez aún enardecido por los reclamos de la hinchada durante el partido en Quito, anunció a la radio guayaquileña CRE: “quien vaya a insultar al dirigente será retirado del estadio… aquellos que vienen a agredir de obra y de palabra a los directivos, mejor que se queden en su casa". En diario El Comercio de Quito, Crespo añade: “nuestra reacción y la de la Policía dependerá del resultado del partido del domingo contra Emelec”. La intimidación no cayó para nada bien entre la hinchada, que cabe mencionar había sido incitada por el movimiento Revolución Torera, conocida agrupación de socios de Barcelona que busca transparentar el manejo del club, a “quedarse el domingo (día del partido) unos minutos más en el estadio, que es la verdadera tribuna del pueblo, para expresar en forma pacífica el descontento general que existe”, según boletín de prensa de dicha entidad.

El día del partido
Las horas pasaban y la tensión crecía entre la hinchada amarilla. El partido contra el tradicional rival representaba la que podía ser una de las últimas opciones para librarse el descenso. Al estadio concurrieron cerca de cincuenta mil personas, en su gran mayoría Barcelonistas. Entre ellos Andrés Arias, Lady Valle, Wendy Avilés, Harrison Díaz, y Dany Macías y su hijo de trece años, todos hinchas y socios de Barcelona Sporting Club, quienes concurren fielmente siempre al Monumental a apoyar al equipo a pesar de los malos resultados.

Tras el empate y la confirmación de Barcelona en la zona de descenso, la desolación se apoderó de la hinchada. Aficionados se miraban unos a otros sin poder encontrar explicación a lo que vive el equipo. Lágrimas rodaban en algunos, otros preferían sentarse a tratar de meditar lo sucedido. Otros, en medio de los canticos de las hinchadas, se quedaban en el estadio en señal de protesta pacífica, pues como bien detalla Diario El Universo en su edición del día Lunes 21 de este mes, “pese a la decepción que sufren los aficionados amarillos reclamaron sin acciones violentas”. Sin embargo, la policía parece haber visto otro partido.

Las órdenes que tenían los uniformados eran de hacer desalojar de manera rápida el estadio inmediatamente terminado el encuentro, lo cual resultaba algo imposible dado que, por lo menos en el sector de tribuna, tan solo una de las dos puertas servía como salida, según detallan los anteriormente mencionados hinchas. Esto llevo a los miembros del orden (quienes recordemos, tenían órdenes de Luis Crespo de expulsar del estadio a todo el que insulte a un directivo) a comenzar a exigir y empujar a los aficionados a salir lo más pronto posible. Algunos, motivados por el pedido de Revolución Torera, prefirieron quedarse unos minutos más en señal de protesta. Grave error.

La policía no respeto ni siquiera a las mujeres ni los niños. Macías, mientras era abatido a golpes, forcejeaba con un policía para proteger a su hijo del gas lacrimógeno. Lady Valle detalla: “un policía me pegó un toletazo en la cara, por suerte no me partió la ceja, pero si la tengo hinchada y me duele mucho”. Wendy Avilés, quien corrió la misma suerte nos cuenta: que “salvajemente, sin piedad me echaron gas directamente en la cara, era una desesperación tan grande, sentía que la cara se me caía en pedazos”. Díaz trataba de defender a sus amigas de la brutalidad policial sin poder esquivar los golpes de tolete que le han dejada la espalda lacerada. Sin embargo la peor parte la llevó Arias. En medio de la confusión, la policía abatió al joven hincha sin piedad. “Fue una cosa tan desesperante ver cómo sin compasión alguna le pegaban a Andrés (Arias), lo esposaron y él casi sin poder respirar por el efecto del gas... lo que hicieron no tiene nombre, fue una salvajada total” nos cuenta con tristeza Lady Valle.

Los agentes del orden repartieron tolete a quienes no salieron rápido del estadio durante el “barrido”.
Andrés Arias siendo golpeado y apresado por la policía. Foto y pie de nota tomada de Diario Extra.

Mientras esperamos que Arias haya recuperado la libertad sólo podemos exigir las explicaciones respectivas de todos los implicados en este acto de salvajismo, entre ellos, la dirigencia de Barcelona, por el clima creado previo al clásico, especialmente el amenazador Luis Crespo, quien por directivo de Barcelona debe pensar que es intocable y que tiene derecho a cortar la libertad de expresión de una hinchada que está harta del pésimo manejo de la actual directiva. Crespo está supuesto a proveer de seguridad al hincha y al socio, mas no de ponerle en contra a la policía. También del coronel Wilmer Cuellar, jefe del operativo de seguridad para este partido.

El abuso policial no es nuevo en nuestro fútbol por lo que exigimos que se realicen las investigaciones del caso, que el presidente Eduardo Maruri tome cartas en el asunto, y que por lo menos en este tema, dé las respuestas a las que tanto hace alusión. La policía por su lado, debería preocuparse más por luchar contra la delicuencia que tanto azota a la ciudad, en lugar de abatir salvajemtente a personas armadas únicamente con el amor a una divisa, últimamente tan venida a menos. La hinchada de Barcelona ya ha tenido suficientes golpes anímicos este año, cortesía de una mediocre dirigencia, como para ser maltratada físicamente por estos, mal llamados, “miembros del orden”.

viernes, 3 de julio de 2009

BARCELONA A LA DERIVA

Receta perfecta para un caos futbolístico

El Barcelona del 2009 refleja casi perfectamente todo lo que no hay que hacer al manejar un equipo de futbol. Los factores externos que rodean al Ídolo del Astillero - una marcada crisis económica a nivel mundial, por ejemplo - parecen ser cosas de niños comparados a los agentes internos que han llevado al más popular equipo del Ecuador por estos días a simplemente tratar de salvar la categoría y mantenerse en la Serie A del campeonato ecuatoriano de futbol. Desde pugna de poderes entre dirigentes a equívocas decisiones en cuanto a refuerzos, la dirigencia actual ha hecho del caos, el modo administrativo “por excelencia” en Barcelona. El siguiente es un análisis de dos de los muchos factores que han desembocado en llevar a los hinchas del equipo más querido del futbol ecuatoriano a ponerle velas a todos los santos para no descender a la serie B. Triste situación para un equipo, en otrora, acostumbrado a estar en la élite del futbol sudamericano.

Pugnas de poderes
En noviembre del 2007 el economista Eduardo Maruri, en ese entonces asambleísta por la provincia del Guayas, aceptó, por recomendación de Isidro Romero Carbo, ex presidente del equipo, aliarse con el millonario Luis Noboa, sobrino político del antes mencionado dirigente. Se acordó que Maruri, reconocido empresario guayaquileño, encabezaría la lista como presidente, y que Noboa sería primer vicepresidente. En los ojos de Romero, la alianza era perfecta: dos dirigentes jóvenes, uno representado las habilidades empresariales; el otro, el poderío económico para armar un gran equipo. En aquellos días, todo era color de rosa, halagos de uno al otro, así como promesas de cambio y de mejores días para el Ídolo del futbol ecuatoriano.



El matrimonio de sólo tres meses de Lisa-Marie Presley y Nicolas Cage duró más que la alianza de estos

Sin embargo, en menos de un mes el matrimonio se hizo divorcio (al estilo de las estrellas de Hollywood) y el ego, la envidia, y el deseo de protagonismo impulsaron a Luis Noboa a lanzarse en contra de su, hasta ese entonces, coideario y compañero de fórmula durante la campaña electoral. Noboa afirmaba a los medios que en Barcelona había “dos presidentes y no solo uno” (algo nunca antes visto en dirigencia deportiva) y que él no había llegado a Barcelona “a ser segundo de nadie”. De igual manera reprochaba a Maruri por estar alejado del equipo, inmerso en funciones políticas. El titular de la institución, por su parte, se defendía alegando que estaba “al tanto de todo lo que pasaba en el equipo” (argumento muy pobre). La tirante relación siguió durante todo el 2008, con ambos directivos acusándose el uno al otro, y con el aditivo de Antonio Noboa, hermano del mencionado vicepresidente del equipo, y presidente de la Comisión de Futbol, quejándose de no tener independencia para actuar en sus funciones, y posteriormente renunciando a su puesto a final de temporada tras no poder Barcelona ni siquiera lograr uno de los cuatro cupos a Copa Libertadores, habiéndose despilfarrado un presupuesto que bordeaba los doce millones de dólares, cifra record en el balompié de un país económicamente débil.

Ya en diciembre, tras unas duras declaraciones de Luis Noboa a los medios donde acusó del fracaso a Eduardo Maruri y exigió el pago de su préstamo de dos millones y medio de dólares para contrataciones de jugadores, la directiva unánimemente procedió a exigir un alejamiento de Noboa, quien había perdido peso dentro del directorio tras el retiro de su hermano Antonio y los otros directivos que lo respaldaban. Curiosamente en este 2009, Luis Noboa se aleja del cargo para desempeñar la misma función pública por la que antes criticaba a Eduardo Maruri: asambleísta. El presidente del equipo, dejando bien en claro que no hay visos de reconciliación declaró a los medios que Noboa debía escoger entre ser asambleísta o ser dirigente de Barcelona. Cinismo de parte y parte.


Luis Noboa, dirigente de Barcelona. Su rostro lo dice todo, nada más que añadir.
Foto tomada del portal hinchaamarillo.com


Un equipo que pretende alcanzar grandes objetivos no puede ni debe tener división dentro de la cancha, mucho menos fuera de ella. Este Barcelona de la llamada “renovación” desde su misma concepción se formó en base a una alianza compuesta por dos bandos antagónicos, con criterios opuestos, sin consenso, sin compartir los mismos objetivos, empujados más por la necesidad que la razón. Para que cualquier empresa alcance éxitos, es imperioso que se enrumben todos los miembros de ella hacia una misma meta clara, definida, y compartida por todos. La desunión que impera dentro de la directiva de Barcelona afecta a un plantel que debe muy claramente notar en los dirigentes una carencia de líderes que ofrezcan ejemplos a seguir.

Ignorancia futbolística
Otro de lo mas gravísimos pecados de la actual directiva es su poco conocimiento de futbol. Criticados en este aspecto por casi todos quienes gustan del deporte rey en nuestro país: periodistas, dirigentes, hinchas, socios, ex jugadores, ex dirigentes, entre otros, los directivos que conformaron la nueva Comisión de Futbol (a la cual me referiré como ‘CF’) conformada tras la salida de Antonio Noboa de Barcelona, “destacaron” por sus gravísimos errores en cuanto a contratación de jugadores y cuerpo técnico. El no saber ni donde estaban parados los miembros de la CF le ha significado a Barcelona desperdiciar seis meses de trabajo en el 2009, medio campeonato, no alcanzar un cupo a la Copa Sudamericana (lo cual hubiera significado una importantísima inyección económica), tener que enfrentar el siguiente semestre con una enorme desventaja en cuanto a sus rivales, tener que desembolsar más un millón de dolares por rescisión de contratos, y sobre todo la presión de tener que sumar cada punto en disputa en la segunda etapa del campeonato para poder así evitar el descenso.

Desde su primera decisión, la contratación del entrenador, la reciente conformada CF dejó notar un escasísimo conocimiento de la función que debía cumplir, la nula investigación (error característico de la CF antes presidida por Antonio Noboa también) antes de tomar una decisión, y el, ya discutido en otro artículo de este blog, poco valor para asumir sus errores. Partamos por el hecho de que la CF equívocamente estimó que el entrenador adecuado para dirigir a Barcelona era nada menos que Benito Floro Sanz, un tipo con un currículum de espanto, que llevaba varios años alejado de las canchas por los malos resultados de casi todos los equipos que había dirigido, sin ningún conocimiento del futbol de nuestro país, con ínfulas de grandeza que le llevaron a desestimar a cualquier profesional del medio para encargarse él de toda función que le salía al paso. Floro en Barcelona ofició de director técnico, preparador físico, preparador de arqueros, nutricionista, psicólogo, manager de la cantera, y asesor de la CF, dejándose a un lado a excelentes profesionales como Duffer Alman, Manga, y Flavio Perlaza.

Con Floro, el futbol del Ídolo era de gris a oscuro

Resultado: una completa debacle justificada por el entrenador domingo tras domingo con inverosímiles excusas bien repetidas al pie de la letra por los miembros de la CF, quienes jamás pudieron notar, juzgar, criticar, o exigir respuestas a Floro por, entre otras cosas, querer imponer un estilo europeo dentro del futbol ecuatoriano sin entender que los jugadores no se adaptan a los sistemas sino que el sistema se adopta de acuerdo a la plantilla que se posee, querer jugar vía pelotazos largos sin tener un solo jugador capaz de cumplir esta función dentro del equipo, cambiar a jugadores de sus posiciones habituales inventando cada cosa rara semana tras semana (en un partido salió a la cancha con seis marcadores de punta, en otro colocó a un defensa de delantero centro), y sobre todo un pésimo rendimiento físico en la altura, donde Barcelona no ha logrado ni un solo punto este año. Duffer Alman, el mejor preparador físico del pais, declaró esta semana que él mencionó a los dirigentes que los métodos utilizados por Floro en cuanto al aspecto físico de los jugadores no era el óptimo para rendir en la altura. Los dirigentes le respondieron que mejor era no reclamarle nada al técnico español. Pero lo de Floro no quedó ahí, llegó hasta los insultos y agravios a periodistas quienes, a diferencia de la CF, se “atrevieron” a discrepar con Benito Floro. “Gamberros” los llamó el asturiano cuando le preguntaron acerca de uno de sus ya conocidos inexplicables cambios de jugadores dentro de un partido. "Joder! Mejor les invito una comida" añadió. Más allá de este episodio de irrespeto a la prensa, la pregunta aún sin explicación es: ¿Qué llevó a la CF a contratar a Benito Floro?

Pero si de contrataciones se trata, no es de sorprenderse que a nuestra dirigencia “le den gato por liebre”, como reza el dicho. Cuando era evidente que la plantilla de Barcelona necesitaba reforzarse con al menos dos volantes, un ocho y un diez, la directiva optó por contratar a Andrés Alejando Díaz, jugador que estaba fuera de actividad tras no aparecer ni entre la nómina de suplentes de Banfield de Argentina. Cuando llegó el mencionado jugador, ahora ya fuera del equipo pero no sin antes gozar de unas lindas ‘vacaciones’ con todos los viáticos pagados en la Perla del Pacífico, el economista Maruri lo anunció como “el nuevo 10 de Barcelona”. El ‘diez’ no jugó más que un solo partido en toda su estadía en el club . Cuando le preguntaron acerca de su verdadera posición en la cancha, Díaz respondió: “yo soy doble cinco”. Y pensar que por otro lado, el presidente de la CF, Eduardo Bejarano, anunciaba la contratación de un ocho. En una entrevista a diario El Universo, el presidente de nuestro viejo Barce admitió que la contratación de Díaz fue basada en "un video mostrado por el empresario del jugador", quien les había asegurado que el ex Banfield era 10. Increíble, pero cierto.


“¿Doble Cinco? Bueno… 5 + 5 = 10” debe haber pensado la dirigencia del Ídolo cuando se fijó en Andrés Díaz

Las otras contrataciones de Barcelona no se alejan del fracaso. Raúl Román, volante paraguayo, llegó luego de anotarle un gol de media distancia a Cristian Mora, arquero de El Nacional, por Copa Libertadores. Sin pensar en la necesidad de investigar mucho sobre el jugador al respecto, y sin seguirlo detenidamente, para los ingenuos dirigentes, un chullo gol fue razón suficiente para enfundarle la camiseta con el 10 en la espalda. Ese número que en otrora llevaron “Perico” León, Severino Vasconcellos, Marcelo Trobbiani, o Marco Antonio Etcheverry. Esa camiseta que representa ser líder en la cancha, echarse el equipo al hombro, mostrar el camino, cual director de orquesta coordinar todos los movimientos de los demás. Para la CF, no había que buscar más. Un buen gol y a cargar con la escuálida media de Barcelona. Pero Román resultó ser todo lo contrario a lo que un 10 debe representar. Tanto dentro como fuera de la cancha el paraguayo se muestra tímido, es un jugador que carece de liderazgo, entereza. A excepción de su primer partido con Barcelona, Román ha pasado siempre, insisto SIEMPRE, escondido detrás de los volantes rivales. Jamás pide el balón, nunca se apersona. Le pasan la pelota y trata de deshacerse de ella lo más pronto posible, como si la redonda quemara. Es más común ver a volantes de corte aparecer queriendo levantar al equipo que al ex Nacional de Paraguay, quien cabe mencionar corre siempre y da la cara al momento de cobrar los tiros libres. De diez tiros de pelota parada que tenga Barcelona, Román cobra once. Lamentablemente la mayor parte del tiempo apunta al camarógrafo o al pastelero de la popular. Sin la personalidad para ser 10, y menos de Barcelona, la dirigencia ratificó al paraguayo. Al ser consultado sobre el rendimiento de Román, el presidente de Barcelona, Eduardo Maruri, declaró a un medio de prensa: “es un buen profesional… un buen muchacho”.


El paraguayo Derlis Florentín. Bien dicen que las segundas partes nunca son buenas. Detrás de él, casi sin poder ser reconocido (como cuando en cancha) aparece Raúl Román, “un buen muchacho”.

Por último, el tercer extranjero contratado esta temporada: Derlis Florentín, también paraguayo. El goleador de Barcelona en el 2006 vino precedido de un currículum preocupante: luego de su salida del Ídolo, estuvo en cuatro equipos en dos años, de todos siendo despedido por bajo rendimiento, y con una lesión que le hizo perder la visión en su ojo derecho por algunas semanas. Sin embargo la ilusión de volver a ver al delantero que se convirtió en símbolo del club pudo más, y fue éste tal vez, el único jugador visto con buenos ojos por la hinchada más grande del país. Desgraciadamente para el paraguayo, a diferencia del 2006, en lugar del talentoso Elkin Soto en la media cancha, en esta temporada tuvo al timorato Román, y es ahora el chivo expiatorio de la dirigencia, quien le baja el pulgar por un supuesto bajo rendimiento. Cabe preguntar entonces, si el desempeño de Florentín se califica como pobre, ¿Cuál es el calificativo para el de Román? Pareciera más bien que la dirigencia teme una nueva demanda de Román (con contrato hasta diciembre del presente) y corta por lo sano, despedir a Florentín (con contrato hasta Julio del 2009).

Así maneja a Barcelona esta dirigencia. Y tras el rotundo fracaso en esta primera etapa, donde el equipo está empatado en el último puesto con el humilde Técnico Universitario, la segunda CF de la dupla (divorcio) Maruri – Noboa da un paso al costado para ser nuevamente reemplazada y reconformada. El nuevo encargado de levantar a este muerto es nada menos que Alfonso “Pocho” Harb, ex dirigente de Barcelona, quien como ya analizamos en un anterior artículo en este blog, hace tres años dejó al equipo BOTADO cuando estábamos en una parecida delicada situación para dedicarse a la política – al estilo de sus coidearios, los también ex dirigentes Isidro Romero, Heinz Moeller, Galo Roggiero; y los actuales, Maruri y Noboa – solo para acordarse de que Barcelona existía luego de ser destituido como diputado. En un intento de derrocar a Galo Roggiero en el 2007 se reunió con varios integrantes de la barra Sur Oscura y les dijo: “mañana nos tomaremos el estadio”. Los citó con fecha, lugar y horario a los barristas pero al día siguiente brilló por su ausencia. Ahora regresa como héroe, luego de “salvar al estadio de un embargo” según los mismos dirigentes. Barcelona en el último puesto, Harb en la dirigencia nuevamente... ¡que Dios nos coja confesados!